Las empresas se enfrentan a decisiones difíciles debido a la crisis de talento de TI

Pat Phelan
3 min de lectura

En una era en la que casi todos los negocios dependen de la tecnología, la escasez de habilidades de TI ha obligado a muchos a aceptar nueva realidad: aquellos que no planifican en consecuencia podrían verse obligados a tomar decisiones que sofocan la innovación y, en última instancia, obstaculizan la empresa a largo plazo.

Las organizaciones buscan contratar personal experto en ciberseguridad durante el próximo año, lo que está por encima de realizar contrataciones enfocadas en la Nube. Lo anterior de acuerdo con un estudio de CIO, patrocinado por Rimini Street, que encuestó a 255 profesionales en puestos de TI en organizaciones con ingresos anuales de $250 millones de dólares o más.

Sin duda, la ciberseguridad debe ser una prioridad para todas las empresas, ya que los ataques o las violaciones de datos pueden tener consecuencias de gran alcance que pueden afectar negativamente durante años. Dicho esto, las empresas no quieren invertir en tecnología de ciberseguridad que agote los presupuestos y perjudique la innovación, que es otra preocupación importante a medida que las compañías de todos los tamaños y tipos se embarcan en proyectos de transformación digital.

La conclusión es que las empresas de hoy necesitan encontrar un equilibrio que tenga el mayor sentido comercial. Esto incluye el soporte de soluciones tecnológicas tanto heredadas como nuevas; de lo contrario, es posible que la infraestructura de TI no pueda evolucionar lo suficientemente rápido para satisfacer las demandas de los mercados.

Detrás de la dificultad de reclutar talento en TI

La razón principal por la que es difícil contratar y retener habilidades tecnológicas en las instalaciones es que los candidatos quieren trabajar en tecnologías más avanzadas, es decir, sistemas e infraestructuras de TI basados en la Nube, en lugar de sistemas ERP heredados.

Entonces, ¿qué deben hacer las organizaciones? La respuesta corta es, depende. La realidad es que todas las empresas enfrentan necesidades y desafíos únicos, lo que significa que no existe una solución única para todos.

El aumento de la automatización es el principal desafío para las empresas en la actualidad, seguido de mantenerse al día con los comportamientos y preferencias cambiantes de los clientes, alinear la estrategia tecnológica con los objetivos comerciales, introducir nuevas fuentes de ingresos digitales y mayor presión competitiva.

Todos los factores anteriores refuerzan el hecho de que existe una necesidad de equilibrio. Las organizaciones que priorizan demasiado un área sobre otras, particularmente en medio de la escasez de talento, corren el riesgo de enfrentarse a la incapacidad de mantener las operaciones diarias de TI funcionando a un alto nivel.

Un plan de tres pasos para el éxito

Para aquellos que piensan en el futuro de su estrategia de TI, hay tres preguntas que deben hacerse. Las respuestas pueden no ser fáciles, y pueden requerir un poco de investigación profunda.

Sin embargo, al final, responderlas lo más extensamente posible les dará a las organizaciones una visión más clara de dónde están y dónde quieren estar.

  • ¿Cómo equilibra tu empresa las necesidades comerciales con los riesgos de no abordar la escasez de habilidades/talentos de TI?
  • ¿Tiene la empresa una estrategia que sopesa la necesidad de habilidades de TI heredadas y emergentes?
  • ¿Tiene la empresa los recursos, tanto de tiempo como de fondos, para capacitar al personal en tecnología emergente y en aplicaciones heredadas existentes, todo mientras avanza hacia una infraestructura de TI moderna?

Una vez más, responder a estas preguntas requerirá tiempo e investigación, y podría requerir la realización de un análisis completo de costo-beneficio. Esto podría incluir (pero no limitarse a) los costos de contratación, capacitación y retención del personal, y si ese personal tiene las habilidades necesarias para respaldar y ejecutar las operaciones diarias, lanzar nuevas iniciativas tecnológicas y respaldar el crecimiento de ambas áreas.

El desafío general puede ser desalentador. El tiempo de inactividad puede ser agobiante y costoso, y tanto la seguridad como el cumplimiento son imprescindibles. Realizar un análisis interno a las capacidades actuales de tu organización en relación con el lugar al que quiere ir la empresa te colocará en la mejor posición para tener éxito en la creación de un equipo de TI que podrá adaptarse constantemente a las demandas empresariales en constante evolución.

*Pat Phelan es VP de investigación de mercado de Rimini Street